Zoofilia al aire libre con mi mascota

Como me gusta que mi mascota me coma el coño y luego me folle toda, nunca estoy tan feliz como cuando mi perro me está cojiendo, es una sensación única que disfruto a cada rato porque cuando no me está haciendo sexo oral me está abotonando la concha, jamás había probado nada tan sabroso como…