Caballo me penetra rico





Que rico me entra este animal, siempre soñé en hacer zoofilia con un caballo, pero cuando se me presentó la ocasión no lo podía ni creer, ¡por fin! Ya llegó el momento en el que un semental como debe ser, o sea, con un pollón de mil demonios que da miedo verlo, me coje como es debido y me da una buena paliza en el chocho, que alegría para mi coño, que deleite mas espectacular, que rico me coge el caballo, ahora que lo he probado nunca podría renunciar a ello.


Animal Sex

Y si alguien no ha probado esto, no sabe lo que se está perdiendo, es una satisfacción tan grande que una polla tan enorme te destroce el coño mientras va adentrando por tu vagina, que nadie puede saber lo que es realmente hasta que no pase por ello, cuando yo pasé por ello me parecía mentira que existiera algo que de verdad fuera tan bueno, y ahora no concibo mi existencia sin ser follada a menudo por un caballo.